Luang Prabang, consejos para visitar la ciudad de las leyendas budistas

Por: Revista Bleu&Blanc

Comparte
PUBLICIDAD

Situado en la confluencia de dos ríos que casi rodean la ciudad, y debajo de una colina coronada por un templo, Luang Prabang es un mosaico maravilloso de casas de madera tradicionales de Laos y toques de arquitectura europea; recordatorios de cuando Laos era parte de la colonia francesa de Indochine. Los wats de techo dorado, decorados con mosaicos y murales de la vida de Buda, se sientan bajo la mirada de balcones de teca envolventes y ventanas con postigos del siglo XIX. Todo esto tiene como telón de fondo un verde esmeralda y montañas escarpadas.

Por Deby Beard.

Luang Prabang, Laos

Muchas leyendas se asocian con la creación de la ciudad, incluida una que relata que Buda habría sonreído cuando descansaba allí durante sus viajes, profetizando que algún día sería el sitio de una ciudad rica y poderosa. Conocida como Muang Sua, entonces Xieng Thong, del siglo XIV al siglo XVI, la ciudad se convirtió en la capital del poderoso reino de Lane Xang (Reino de un millón de elefantes), cuya riqueza e influencia estaban relacionadas con su ubicación estratégica en la Ruta de la Seda. La ciudad también era el centro del budismo en la región. Luang Prabang toma su nombre de una estatua de Buda, el Prabang, ofrecida por Camboya.

Vive la experiencia de recorrer Asia en un crucero de lujo

La ciudad de Luang Prabang, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es el lugar perfecto para ver una de las tradiciones más sagradas de Laos, la Ceremonia de dar limosnas a los monjes budistas.

A medida que sale el sol en Luang Prabang, alrededor de 200 monjes budistas salen de sus diversos templos para reunir su comida diaria. La tradición de la recolección de limosnas se remonta al siglo XIV, pero aún hoy los lugareños se despiertan temprano para preparar la comida para los monjes y esperar tranquilamente al borde de la carretera para dar sus regalos.

Situado en lo alto de una colina, mirando a través de las montañas sagradas, Belmond La Résidence Phou Vao es un lugar inolvidable donde alojarse. Diseñado en un estilo tradicional, este íntimo hotel está adornado con detalles de teca, seda y algodón fresco. Es famoso por su maravillosa cocina local de influencia francesa y un spa al aire libre junto a una piscina de nenúfares.

Con una reputación como uno de los hoteles más tranquilos de Luang Prabang, Belmond La Résidence Phou Vao es un remanso de paz. La residencia Phou Vao tiene 34 suites, la mayoría con vistas panorámicas a la exuberante vegetación de Luang Prabang y al templo Phou Si.

Hotel The Langham Shanghai: oferta culinaria asiática con estrellas

La pieza central del Belmond La Residence Phou Vao es su impresionante piscina, la cual se extiende por 13 metros y se tambalea sobre el borde de los acantilados. Es un lugar ideal para relajarse o disfrutar de un refrescante baño en un día caluroso.

4 lugares imperdibles de Bangkok recomendados por un experto

En el verdadero estilo de Belmond, el servicio, la comida y cada detalle en el hotel han sido cuidadosamente considerados y entregados con una sutileza sofisticada que solo los mejores hoteles de lujo han dominado.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD