Nuestros sitios
Compartir

Lago Brienz, un mágico cuento de hadas en Berna, Suiza

Por: Deby Beard. 17 May 2021
A lo lejos se vislumbra el Grandhotel Giessbach, que contrasta con la frondosa vegetación que lo rodea y el azul turquesa del lago de Brienz a sus pies.
Lago Brienz, un mágico cuento de hadas en Berna, Suiza

A lo lejos empiezo a vislumbrar el vibrante rojo del Grandhotel Giessbach, contrastando vivamente con la frondosa vegetación que lo rodea y el azul turquesa del lago Brienz a sus pies. En mi barco estilo veneciano, que me lleva de Interlaken a este singular hotel, me acerco poco a poco a la costa, donde una impactante cascada me da la bienvenida a un mundo de fantasía y a un portal al pasado.

Lago Brienz berna suiza

Este video te puede interesar

Por Deby Beard.

PUBLICIDAD

Con un bello color turquesa, el lago Brienz nos invita a disfrutar de sus aguas plácidas en un bello paseo por barco, desde donde podemos admirar castillos, pintorescos pueblos tradicionales e imponentes vistas de las impresionantes montañas de la región de Suiza.

Lago Brienz berna suiza

El arroyo Giessbach tiene su origen en los valles altos y las cuencas del valle Faulhorn-Sägis y alimenta las mundialmente famosas cataratas Giessbach, que desembocan en el lago Brienz cerca del embarcadero. Desde el siglo XIX, existe un sendero que conduce hacia y debajo de la cascada.

Lago Brienz berna suiza

Ofrecen 53 mil euros por vivir en Suiza, aquí están los requisitos

Gracias al un maestro de Brienz, Johannes Kehrli, las cataratas de Giessbach ya eran conocidas en 1800. En ese momento, las famosas remeras de Brienz llevaban a muchos visitantes a través del lago hasta las cascadas. Las cascadas se iluminaron por la noche a partir de 1840, y en 1857 se abrió el primer hotel. Giessbach floreció a partir de 1870, cuando el hotel fue comprado por la conocida familia hotelera Hauser.

Lago Brienz berna suiza

Pintores, grabadores y fotógrafos capturaron la asombrosa armonía entre edificios, parques y el paisaje en sus cuadros. Poetas y filósofos elogiaron el esplendor natural de las cataratas de Giessbach.

Cuando estalló la guerra en 1914, el Grandhotel Giessbach se había convertido en el punto de encuentro de la alta sociedad. Emperadores y reyes, sus séquitos, estadistas, diplomáticos y artistas célebres pasaban sus veranos en Giessbach, sacando nuevas fuerzas de su paz e intercambiando chismes sociales y secretos de estado.

Lago Brienz berna suiza

Las cataratas truenan desde una altura de 400 metros, con catorce caídas escalonadas a unos pasos del castillo. Por la noche, el espectáculo natural se destaca dramáticamente con nuestras iluminaciones recién instaladas. Mientras que el Giessbach está incrustado en todo tipo de colores en otoño, la nieve que se derrite en la primavera convirtieron el arroyo durante mi estancia en un torrente impresionante – su música empapando cada instante con una pizca de magia.

Lago Brienz berna suiza

Hoy, al igual que hace cien años, la histórica residencia hotelera, junto a las famosas cataratas plateadas de Giessbach, muy por encima del lago Brienz, es simplemente un mundo en sí mismo. Rodeado de montañas, bosques y prados alpinos, este castillo de cuento de hadas cuenta con una vista impresionante de los paisajes vírgenes del lago Brienz.

deby beard

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Principe Felipe
Descarga AQUÍ y conoce más acerca de este acontecimiento. ¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?