Banyan Tree, paraíso tropical que debes visitar en Tailandia

Por: Revista Bleu&Blanc

Comparte
PUBLICIDAD

El escritor Suizo, Nicolas Bouvier dijo que creemos que hacemos los viajes, pero son los viajes los que nos hacen a nosotros…

Anteriormente conocida como Siam, Tailandia, que se traduce como el “país de la gente libre”, es un reino exótico y extraordinario que nos maravilla con el contraste entre sus costumbres ancestrales y sus cientos de templos budistas, con lo más nuevo en cuanto a hotelería de gran lujo. Para quienes amamos viajar, Tailandia es un caleidoscopio vivo de colores, aromas, clima exótico, diseños caprichosos y sonrisas sinceras, que nos sensibiliza hacia un tipo de vida totalmente diferente a la que tenemos en occidente.

Por Deby Beard.

Al ser el único país del sudeste asiático que no fue colonizado, podemos disfrutar de la tradición y la cultura tailandesas en su estado puro, tal como se han transmitido de una generación a otra desde tiempo atrás, además de que ha mantenido su naturaleza intacta. Phuket y Bangkok son ciudades que mantienen sus tradiciones y su esencia, al mismo tiempo que los combinan con el goce de los placeres propios de nuestros días.

4 lugares imperdibles de Bangkok recomendados por un experto

Phuket es la isla montañosa más grande del sur país y se ubica en el mar de Andamán. Al estar conectada con el país tan sólo por un puente, es un paraíso privado tropical, y sus playas solitarias de aguas claras son de las más bellas. Por su exótica belleza, es un lugar privilegiado para consentirnos en sus spas, restaurantes, tiendas diversas, mercados llenos de vida, y hasta clubes y animados bares.

En este remanso de vegetación, la tranquila Laguna Phuket rodea con sus aguas cristalinas que al exclusivo Banyan Tree de Phuket, un idílico paraíso tropical donde los senderos bordeados de flores y palmeras nos conducen a preciosas villas ubicadas junto a la playa, con un jardín privado con acceso a la laguna, y con vistas preciosas a la bahía de Bang Tao. Este precioso hotel es un recinto del placer donde cada detalle ha sido ideado para mimarnos. Cada día nos consienten con una selección de frutas locales pero exóticas para los viajeros, y hasta con sábanas de seda, pétalos de flores y velas por toda la villa. Durante el día y la noche, el canto de aves, ranas e insectos nos recuerdan que a pesar de las comodidades estamos rodeados de una naturaleza inmaculada, y el cielo estrellado parece arrullarse con el sonido suave de las olas en la playa.

10 mejores ciudades que debes visitar antes de morir y tres son mexicanas

En contraste con la tranquilidad de la provincia, Bangkok, la capital y ciudad más poblada de Tailandia. Es en Banyan Tree Bangkok donde podemos tocar el cielo iluminado por las luces de los edificios de la ciudad. Se ubica en la concurrida avenida Sathorn Road, cerca del parque Lumpini y del área de Silom, y es uno de los rascacielos que llenan de vida las vibrantes calles de Bangkok. Al entrar al hotel literalmente tenemos a la ciudad a nuestros pies, pues su ascensor nos conduce en un instante al piso 6o, donde se encuentra el restaurante chino Bai Yun, y en el piso 61 el Vertigo and Moon Bar, el más chic de toda la ciudad. Su forma inusual, estrecha y alargada en lo más alto del edificio nos hace sentir un cosquilleo en el estómago, junto con la sensación de estar a tan solo un metro del cielo.

Los hoteles Banyan Tree son un paraíso donde crecen los sueños y que se graban en el espíritu, como en su Angsana Maison-Souvannaphoum, en Laos, donde se conserva las tradiciones culturales del sudeste asiático, y que ha sido nombrada como Patrimonio Mundial de la UNESCO. El hotel se ubica el centro de la ciudad, pero conserva la magia de los pueblos locales, junto con el lujo de lo que fuera la mansión del príncipe Souvanna Phouma. Los cánticos vespertinos de los monjes, vestidos con sus túnicas naranjas, inundan el ambiente de estilo colonial francés, y mientras recorremos la inmensa propiedad en bicicleta, observamos los tradicionales telares de seda como un recordatorio histórico de la ciudad, decorando el ambiente acogedor de esta mansión en Laos.

Vive la experiencia de recorrer Asia en un crucero de lujo

Con Banyan Tree descubrimos destinos mágicos y sorprendentes y nos adentramos en la cultura particular de cada uno de ellos, y en Tailandia, la dulzura y candidez de las personas nos hacen desear quedarnos a vivir en ellos para siempre.

Conoce más detalles de Bannyan Tree aquí.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD