Conoce nuestros sitios
Estás leyendo:
Boeing 747: La Reina de los Cielos se despide de KLM
Comparte
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.
¡Mantente alerta! Todo lo que debes saber sobre COVID-19

Tendencias

Boeing 747: La Reina de los Cielos se despide de KLM

La Reina de los Cielos dice adiós. El último vuelo del icónico Boeing 747 de KLM es inminente.
Escrito por: Revista Bleu&Blanc

Por Eduardo Díaz de Cossío

Uno de los aviones que más ha cautivado a ejecutivos de la industria, viajeros y público en general es el Boeing 747, cuya historia es fascinante y que ha sido un referente en la industria… Es posible que salvo por el Concorde, ningún otro avión de pasajeros se le acerque como objeto de culto. Las aeronaves son símbolos indiscutibles del ingenio del ser humano, y fuente inagotable de asombro y de sueños. Ha pasado ya más de un siglo desde que Wilbur y Orville Wright inventaron, construyeron y volaron el primer avión propulsado con motor, y aún hoy en día nos resulta fascinante ver un avión acelerar sobre una pista finita desde cero hasta más de 250 kilómetros por hora en apenas unos segundos, desafiar la gravedad y levantar el vuelo.

Este video te puede interesar

Más asombroso aún es que un avión pueda mantenerse plácidamente a 40,000 mil pies del suelo durante horas y horas. Y que al aterrizar nos permita encontrarnos, sanos y salvos, a miles de kilómetros de distancia del lugar de inicio de nuestro viaje, para conocer lugares exóticos, visitar amigos o familiares que no hemos visto en años, cerrar negocios importantes, o simplemente regresar a ciudades o parajes donde hemos sido felices.

PUBLICIDAD

Por otro lado, son muy pocas las industrias que generan tanto entusiasmo entre el público como la de la aviación comercial. Para los entusiastas (quizás geeks o nerds son expresiones más atinadas) de esta industria, hay pocos placeres en la vida tan grandes como subirnos a un avión y pasar en él largas horas. En la planeación de nuestros viajes, sean de vacaciones o de trabajo, intervienen factores importantísimos como la elección de aerolínea, clase de servicio, tipo de aeronave, ubicación del asiento, número de escalas, aeropuerto(s) de escala, acceso a salones, etcétera.

Los vuelos no son solamente el medio para ir y volver a casa, sino una oportunidad de apreciar el buen (o mal) servicio en tierra y a bordo del personal de la aerolínea, probar nuevos platillos y bebidas, disfrutar los sistemas de entretenimiento a bordo, inspeccionar nuevos tipos de asientos y la distancia entre los mismos, posiblemente volar en aviones más avanzados tecnológicamente y, uno de los más importantes, ganar muchas millas para alcanzar un nivel superior de estatus y los beneficios que ello conlleva, y para en el futuro canjear esas millas por ascensos o boletos de avión.

Boeing 747, la Reina de los Cielos

A finales de los años cincuenta, Boeing recibió numerosas solicitudes de aerolíneas de todo el mundo para construir un avión de mucho mayor tamaño que el 707, el entonces buque insignia de la armadora. Fue así como unos años después, la compañía norteamericana lanzó al mercado el Boeing 747-100, el primer avión de pasajeros de doble pasillo con una silueta inconfundible atribuible a su característica joroba. Gracias a este único diseño, todas las versiones del 747 cuentan con la cabina de pilotos en la parte superior, y la punta o nariz se abre en las versiones cargueras para facilitar la carga y descarga de las mercancías transportadas.

KLM Boeing 747 reina de los cielos llegando aschiphol

Es sorprendente que el Boeing 747, conocido también como jumbo jet o como la “Reina de los Cielos”, continúe hoy en día en producción. Después de su debut en el mercado, Boeing lanzó varias variantes como el -100SR optimizado para rutas cortas de mucha demanda, así como el -SP de menor tamaño y mayor autonomía de vuelo. Posteriormente vinieron nuevas generaciones del jumbo: el 747-200 con mayor rango, el -300 con una joroba un poco más larga (se especula que hace unos veintitantos años Aeroméxico estuvo a punto de adquirir dos 747-300 para vuelos a Roma y Madrid), y el muy exitoso -400/-400ER que revolucionó la industria de la aviación ya que permitió a sus aerolíneas usuarias operar sin escalas vuelos que antes nadie imaginó posibles.

Durante la década de los noventa, Air France, British Airways, KLM y Lufthansa empezaron a volar sin escalas desde sus hubs a Ciudad de México con el 747-400. Hasta hace pocos años, era común encontrar varios de estos majestuosos aviones estacionados uno al lado del otro en la Terminal 1 del Aeropuerto Internacional Benito Juárez durante la tarde y las primeras horas de la noche.

El modelo más actual es el Boeing 747-8 en versiones -8i de pasajeros y -8F de carga. Sin embargo, a pesar de su avanzada tecnología compartida con la familia Dreamliner y su mayor tamaño, las únicas aerolíneas de pasajeros en ordenar el 747-8i fueron Air China, Korean Air y Lufthansa. Actualmente los vuelos Frankfurt-Ciudad de México de Lufthansa son operados de forma diaria con estos increíbles aviones.

Este avión con alas removibles podría revolucionar los viajes del futuro

KLM en México

La aerolínea bandera de los Países Bajos, ha brindado el servicio de transporte de pasajeros entre Ámsterdam y Ciudad de México desde octubre de 1952. En aquélla época, el vuelo de Ámsterdam a la capital mexicana se realizaba en equipos DC-6 de la extinta Douglas Aircraft Corporation, con una duración total de 32 horas, y escalas en Shannon (Irlanda), Montreal y Monterrey antes de aterrizar en Ciudad de México. Actualmente, KLM vuela hacia y desde Ciudad de México sin escalas, y opera en esta ruta una versión muy especial del 747-400: el Mixed Configuration o “Combi”, cuya cabina principal está dividida en dos, de modo que la parte delantera es utilizada para pasajeros (igual que la joroba), y la parte trasera para mercancías (de forma suplementaria al espacio dedicado para equipaje y cargamento del nivel inferior).

KLM se ha consolidado de 1952 a la fecha como una excelente opción para viajar entre México y Europa gracias a su impecable servicio en tierra y a bordo, su excelente selección de alimentos y bebidas, la eficiencia indiscutible del aeropuerto Schiphol (Ámsterdam) como hub de conexiones y, para los más entusiastas, la posibilidad de volar en un 747-400 Combi. Además, los afortunados pasajeros de World Business Class reciben al final de cada vuelo una casita de Delft coleccionable hecha de porcelana y rellena de genever (destilado hecho de malta y junípero típico de Países Bajos y Bélgica). Las casitas de Delft son tan apreciadas por sus viajeros frecuentes, que KLM ha creado un app que contiene fotos de los cien modelos disponibles, y permite al usuario llevar un registro de las casitas que tiene en su poder, las duplicadas y las que le faltan.

KLM Boeing 747 reina de los cielos

En los últimos años, KLM ha continuado sus esfuerzos para mantener su posición de liderazgo en el mercado México-Europa, a través de varias iniciativas globales y específicas para México. Toda la flota de largo alcance de la aerolínea ha sido equipada con asientos de clase ejecutiva (World Business Class) que se reclinan 180 grados hasta convertirse en camas perfectamente horizontales. Asimismo, a efecto de brindar servicios más personalizados, se han implementado herramientas de data analytics para que la tripulación conozca desde antes del abordaje el estatus de los pasajeros miembros de los programas de fidelidad Flying Blue de Air France y KLM, SkyMiles de Delta y, en general, de la alianza SkyTeam. En los vuelos que despegan de Ciudad de México, KLM ha incluido en su menú de alimentos una opción de plato fuerte de la cocina mexicana y, recientemente, ofreció durante algunos meses platillos diseñados por Mikel Alonso, propietario y chef del legendario y multipremiado restaurante vasco-mexicano Biko de la Ciudad de México.

KLM world business class

Entre el confort y la elegancia: las 10 mejores business class para volar

El crepúsculo del Jumbo Jet

Una de las tendencias más claras en la industria de la aviación comercial que se ha agudizado en los últimos años es que las aerolíneas han comenzado a retirar sus aeronaves de tres (McDonnell Douglas MD-11) y cuatro motores (Boeing 747, Airbus A340 y Airbus A380) a efecto de reducir su costo de operación (estos modelos tienen un mayor consumo de combustible y mayores requerimientos de mantenimiento). La sustitución de estos aparatos por aeronaves de dos propulsores ha sido posible gracias a los grandes avances de la industria en materia de motores y de aerodinámica.

Hace apenas diez o quince años, la mayor parte de los aviones de pasajeros que cruzaban el Atlántico o el Pacífico eran de cuatro motores; incluso muchos pasajeros mostraban un poco de recelo respecto de vuelos en aeronaves de dos motores sobre grandes cuerpos de agua. Hoy en día, sin embargo, los A330NEO y A350 de Airbus, y los 777 y 787 de Boeing surcan los cielos en este tipo de trayectos sin dificultad alguna, y han permitido a las aerolíneas programar vuelos ultra largos como Vancouver-Sydney, Chicago-Delhi, Doha-Auckland o Singapur-Nueva York en aeronaves de dos motores. Algo impensable hace unos años y un verdadero hito en la historia de la aviación.

Por otro lado, la volatilidad de los precios del petróleo y sus derivados ha dificultado la planeación y control de costos operativos. Algunas aerolíneas que han decidido comprar coberturas para protegerse de eventuales incrementos repentinos en el precio del combustible se han llevado la desagradable sorpresa de que el precio desciende de forma significativa ante determinados acontecimientos mundiales, lo que les genera pérdidas por el alto costo de dichos instrumentos financieros derivados.

Finalmente, sumemos a estos factores el surgimiento de nuevas aerolíneas de largo alcance que operan bajo el modelo de bajo costo. Gracias a sus aeronaves de última generación, el elevado número de asientos por avión, menores costos de operación derivados de esquemas contractuales menos favorecedores para sus trabajadores, y el potencial de generar mayores ingresos a través de cuotas extras por documentación de equipaje, selección de asientos, y compra de alimentos y bebidas, las aerolíneas de bajo costo de largo alcance también ejercen una importante presión competitiva sobre las aerolíneas tradicionales, factor que obliga a éstas a buscar mayores ahorros sin descuidar el servicio al cliente.

KLM Boeing 747 reina de los cielos

En este contexto, la holding Air France-KLM Group no se ha quedado de brazos cruzados. Recientemente tomó el mando del grupo el veterano Ben Smith, anterior director de operaciones de Air Canada, y responsable de haber rescatado a dicha aerolínea del borde de la bancarrota y convertirla en la aerolínea más premiada de América del Norte. El equipo formado por Smith, Anne Rigail, directora general global de Air France de diciembre de 2018 a la fecha, y Pieter Elbers, director general global de KLM desde 2014 y considerado como uno de los ejecutivos más exitosos de la industria, ha tomado diversas decisiones estratégicas para garantizar la viabilidad y el éxito futuros de Air France y KLM. Una de estas acciones fue la relativamente reciente decisión de que el último vuelo de KLM operado con un Boeing 747 se llevaría a cabo durante el primer trimestre de 2021.

La noticia, aunque triste, se hizo con la anticipación suficiente como para planear adecuadamente la despedida del jumbo jet de KLM. Justamente cuando los fanáticos de KLM y del 747 nos aprestábamos a comprar un boleto de avión para despedir personalmente a la Reina de los Cielos de la flota de KLM, llegó la pandemia del COVID-19 a arruinar nuestros planes. Las medidas implementadas por las autoridades europeas para combatir la propagación del virus obligaron a numerosas aerolíneas de la región a reducir sustancialmente e incluso suspender sus vuelos intercontinentales.

KLM Boeing 747 reina de los cielos

El futuro

Afortunadamente, la salida del 747 de la flota de KLM también tiene connotaciones positivas para los entusiastas de la aviación y para los clientes de KLM en general. La ruta AMS-MEX-AMS será operada con el avanzado 787-9, el integrante de tamaño mediano y mayor autonomía de vuelo de la familia Dreamliner. Estas modernas aeronaves cuentan con grandes avances tecnológicos como mayores niveles de humedad y presión en cabina para reducir el odioso jet lag, ventanillas electrocrómicas 60% más grandes que las de otras aeronaves y que se oscurecen con tan solo pulsar un botón, un ahorro de combustible respecto de sus predecesores de hasta más del 25%, y menores niveles de ruido en cabina y en tierra.

En el caso específico de KLM, sus 787-9 y 787-10 cuentan con nuevas cabinas World Business Class en donde absolutamente todos los asientos, además de reclinarse 180 grados, tienen acceso directo a un pasillo, lo cual consolida a KLM como uno de los líderes de la industria, a la par de aerolíneas como Singapore Airlines, Qatar Airways y Virgin Atlantic.

klm boeing 787-900

Últimas noticias

Mientras poníamos a punto este artículo para su publicación, la aerolínea hermana de KLM, Air France, anunció de forma no del todo sorpresiva la suspensión de operaciones de todos sus Airbus A380s. Originalmente, el plan era retirar al A380 de la flota de Air France durante 2022, pero la actual situación ha obligado a la compañía a tomar medidas drásticas para conservar liquidez y enfrentar la pandemia de coronavirus.

El A380, buque insignia de la aerolínea francesa, operaba de forma diaria a Ciudad de México desde principios de 2016, y desde su debut en esta ruta se convirtió en favorito del público mexicano. Con el A380, Airbus llevó aún más lejos el concepto del Boeing 747: el segundo piso se extiende a lo largo de todo el fuselaje y no es sólo una joroba, lo que le permite transportar con gran comodidad a un mayor número de pasajeros. Aunque los detractores del A380 lo llaman “avión-ballena” en referencia a su estética menos refinada vis-à-vis su competidor americano, lo cierto es que este fantástico aparato es un verdadero portento de la tecnología aeronáutica europea y, en opinión de muchos entre los que me incluyo, una aeronave adelantada a su época.

Air France Airbus A380

En el futuro, Air France volará a México con aparatos de dos motores Boeing 777-300ER. Al igual que sucede con KLM, también esto representa una buena noticia para los viajeros frecuentes. Mientras que la cabina de clase ejecutiva del A380 está sumamente rezagada respecto de lo que ofrece la competencia, prácticamente todos los 777-300ERs de Air France han sido renovados y cuentan con nuevos y espectaculares asientos en las cabinas La Première (primera clase) y Affaires (clase ejecutiva) que colocan a Air France a la vanguardia de la industria.  Así, despedir a su Alteza el A380 será quizás un poco menos difícil. Merci pour tout et bon voyage, son Altesse A380!

Políticas de cambio de vuelos de las aerolíneas por el coronavirus

¿QUÉ TEMA TE INTERESA?