Nuestros sitios
Compartir
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

Tendencias

5 actitudes de los líderes resilientes ante la “nueva normalidad” de las empresas

Por: Deloitte Insights 18 Ago 2020
Transformar el enfoque de los objetivos estratégicos es una labor necesaria que los líderes resilientes deben realizar ante la "nueva normalidad" corporativa.

Para muchos de nosotros durante la crisis de COVID-19, los días comenzaron a mezclarse. De hecho, algunos han dicho que el mundo COVID-19 tiene solo tres días a la semana: ayer, hoy y mañana. Con ese espíritu, los líderes resilientes deben cambiar la mentalidad de sus equipos de “hoy” a “mañana”, lo que implica adquirir nuevas actitudes que tienen implicaciones importantes para el camino hacia la recuperación.

Los líderes resilientes cambian la mentalidad organizacional, navegan por las incertidumbres e invierten en generar confianza para desarrollar un manual de recuperación que sirva como una base sólida para el futuro posterior a COVID. Estas cinco actitudes son necesarias para dar este importante paso hacia una “nueva normalidad” corporativa.

Actitudes de los líderes resilientes ante la “nueva normalidad”

Este video te puede interesar

1.- En primer lugar, la situación cambia de la imprevisibilidad y la actividad frenética del período de respuesta temprano a una sensación de incertidumbre más estable, aunque todavía incómoda (una normalidad “interina”). La implicación: la situación invita a los líderes a visualizar el destino al final.

PUBLICIDAD

2.- El enfoque del liderazgo se expande hacia la seguridad de los empleados y la continuidad operativa para incluir también la adopción de un regreso a una postura orientada al mercado. La implicación: los líderes deben visualizar el destino en términos de los resultados deseados de las partes interesadas, no de los procesos internos.

lider junta

3.- Los objetivos de gestión pasan de centrarse en la crisis (mantener la organización en funcionamiento) a gestionar la transición de regreso a un futuro restaurado. La implicación: la oficina de gestión de proyectos puede necesitar un nuevo conjunto de habilidades diferente al de la oficina de gestión de proyectos.

4.- La planificación cambia de la contingencia a corto plazo a la planificación económica y de escenarios a medio y largo plazo para comprender los impactos relacionados en las operaciones, los empleados, el financiamiento, etc. La implicación: es fundamental modelar la alineación de los recursos financieros con el costo necesario para impulsar las operaciones.

5.- La actitud de liderazgo también se transforma de un modo principalmente reactivo a anticipar cómo reinventar la organización. La implicación: los líderes resilientes deben aprovechar la oportunidad de dinamizar a sus equipos imaginando un futuro exitoso y adoptando la confianza como catalizador para llegar allí.

Es así que durante la fase de recuperación, los líderes resilientes deben inspirar a sus equipos a navegar a través de estas importantes incertidumbres relacionadas con el COVID-19. Pero un gran liderazgo requiere un seguimiento aún mayor, que se nutre de la confianza. De hecho, muchos líderes han construido una importante atmósfera de confianza y acompañamiento, al navegar hábilmente a través de las primeras etapas frenéticas e impredecibles de la crisis.

design thinking junta

Con información tomada de Deloitte Insights.

Oficinas en la nueva normalidad: jornadas laborales más cortas y menos empleados

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ y vive unas vacaciones memorables en destinos mexicanos. ¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?