Así se hacen los tacos chilangos en China

Por: Revista Bleu&Blanc

Comparte
PUBLICIDAD

Por Bernardo De Niz.

Comienza a caer la tarde de verano en Beijing, capital del país más poblado del mundo. Por en medio de las calles, de los cientos de edificios que hacen valla a las grandes avenidas de la ciudad circulan miles de carros, millones de bicicletas y peatones.

Todos van con prisa y vienen cargando, comerciando o construyendo. Otro día normal en la capital de China, una de las economías con mayor crecimiento y desarrollo en el mundo.

Sin embargo, hace poco más de cinco años, cada viernes y sábado, en una de las esquinas de la metrópoli aparece una imagen que rompe totalmente con el contexto de este país: un puesto de tacos acompañado de una gran bandera mexicana que da el toque final a este espejismo urbano.

 

 

La idea surgió hace más de ocho años cuando un grupo de molineros del Distrito Federal vio en este gigante asiático un mercado de 1,300 millones de personas.

“Resultó que había un potencial muy grande para un negocio con la comida regional mexicana”, comenta Pablo Pasapera Figueroa, quien finalmente se “lanzó al ruedo” y se asoció con el estadounidense Frank Siegel, que es dueño de un bar y restaurante en la zona diplomática de la ciudad, para poner este puesto de tacos los fines de semana.

LOCURA LEGALIZADA

Desde hace más de siete años se fundó la empresa bajo el nombre de Beijing Mexiao Mexico Xiaobing Limited Liability Foreingn Investid Co., misma fecha en que comenzaron a hacer el estudio de compatibilidad y de mercado para determinar si era viable este tipo de negocios en un país tan ajeno a la cultura del maíz. Además de ese análisis, otro reto fue definir y encontrar los ingredientes necesarios para lograr el típico y original sabor de los tacos chilangos, hasta que lograron tener una taquería 100 por ciento mexicana y no del estilo tex-mex, que es lo que comúnmente se conoce alrededor del mundo como comida mexicana.

Para lograrlo, tuvieron que llevar todo desde la capital azteca: desde el puesto de tacos y la máquina para hacer tortillas, hasta la misma máquina de nixtamal.

Otro de los grandes obstáculos fueron los ingredientes, menciona Carlos Vera, director de ventas de la que es considerada la primera empresa 100 por ciento mexicana establecida en China, pues estuvieron experimentando por meses con diferentes variedades de granos de maíz y otros menjurjes para hacer el proceso de adaptación de los ingredientes y lograr el sabor y consistencia de este tan afamado platillo.

 

“El potencial que tiene este mercado es muy grande, sobre todo para la comida mexicana y afortunadamente cumplimos todas nuestras metas, pues ahora, en el último año, han abierto nuevos restaurantes mexicanos sólo en Beijing”, comenta Pablo Pasapera Figueroa, fundador de la empresa.

“¿Qué que es lo que sigue? (ríe Pablo) Pues chilaquiles, enchiladas, quizás un restaurante de cazuelas, expandir la producción y comercialización de la tortilla, pero por ahora seguir adelante y consolidarnos.”

Sin duda, esta historia que parece descabellada es un claro ejemplo del espíritu emprendedor que tenemos los mexicanos. Hoy en Beijing hay más de una docena de taquerías dirigidas por empresarios mexicanos, quienes constataron que el esfuerzo de los primeros taqueros rindió frutos.

TAQUERÍAS EN BEIJING

El Gran Bocado y The Taco Bar han sido dos de las taquerías operadas por chinos que han copiado el modelo de negocio. Incluso El Fogoncito invirtió casi dos millones de dólares en el país asiático en 2007 para conquistar el mercado, pero no logró las metas que se había propuesto: sólo abrió tres de las diez sucursales proyectadas.

TACOPEDIA EN CHINO MANDARÍN

El éxito que han alcanzado los tacos en Beijing ha sido tal, que dos de los tres autores de La Tacopedia, enciclopedia del taco que hace un minucioso repaso a toda la historia, cultura y recetas del más mexicano de los tentempiés, presentaron su obra en esta ciudad.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD