Nuestros sitios
Compartir
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

Arte y Cultura

Museo Taller Audemars Piguet, descubre el asombroso universo de la Manufactura suiza

Por: Revista Bleu&Blanc 28 May 2020
El Museo Taller Audemars Piguet encarna el espíritu libre de la Manufactura y su afán por perpetuar la Alta Relojería dentro y fuera de los límites del Vallée de Joux. ¡Descúbrelo!

El Museo Taller Audemars Piguet invita a una inmersión en el pasado, el presente y el futuro del universo cultural de la Manufactura suiza. Se trata de un espacio de artesanía viva y un punto de encuentro que entrelaza arquitectura contemporánea, escenografía pionera y saber hacer tradicional.

En 2014, BIG (Bjarke Ingels Group) ganó el concurso de arquitectura convocado por Audemars Piguet a fin de acometer la ampliación sus históricas instalaciones. La firma diseñó un pabellón de vidrio en espiral de diseño moderno junto al edificio más antiguo de la compañía, donde Jules Louis Audemars y Edward Auguste Piguet instalaron su taller alrededor de 1875. Esta combinación arquitectónica constituye a la vez un símbolo de la fusión de tradición e innovación que subyace en el trabajo artesanal de Audemars Piguet, y un homenaje a su profundo arraigo en el Vallée de Joux.

Museo taller Audemars Piguet exterior
La innovadora espiral ideada por BIG se integra a la perfección en el paisaje y ofrece un entorno inmejorable para las obras supremas de tecnicidad y diseño que, año tras año, ven la luz en este remoto valle de las montañas suizas del Jura.

Los talleres tradicionales, donde aún hoy se perfeccionan algunos de los relojes más complicados de la Manufactura, se han incluido en la experiencia espacial del Museo Taller Audemars Piguet para permitir a los visitantes mantener un contacto directo con los artesanos de la casa relojera. Desde su posición en el centro de la espiral, los talleres de Grandes Complicaciones y Oficios Artísticos dan vida a la pléyade de hitos de maestría mecánica y diseño expuestos.

200 años de historia de la relojería en el Museo Taller Audemars Piguet

El recinto ejemplifica el espíritu de la artesanía visionaria que la Manufactura siempre ha abanderado. Tras una breve retrospectiva de la evolución de la relojería en el Vallée de Joux, hoy reconocido como una de las cunas de los relojes complicados suizos, la escenografía presenta el rico legado de Audemars Piguet con una selección de sus relojes patrimoniales y contemporáneos emblemáticos.

Para ofrecer a los visitantes una experiencia suficientemente variada, con crescendos, puntos álgidos y momentos contemplativos, la firma de diseño de museos alemana ATELIER BRÜCKNER ha imaginado la composición de la exposición en clave de partitura musical. Interludios en forma de esculturas, autómatas, instalaciones cinéticas y maquetas de intrincados movimientos mecánicos dan vida y ritmo a los diversos aspectos de la técnica y el diseño que intervienen en la relojería.

Asimismo, los visitantes pueden probar de primera mano varias de las técnicas ancestrales perpetuadas por los expertos en acabados de Audemars Piguet, como el satinado cepillado y el perlado. El recorrido culmina en el centro de la espiral con una muestra de Grandes Complicaciones.

Museo taller Audemars Piguet vista

Ocho museos virtuales para disfrutar del arte y la cultura sin salir de casa

Más de 300 relojes de excepción

Las vitrinas alojan más de dos siglos de trayectoria representados por un total de más de 300 relojes, entre ellos auténticas piezas cumbre de miniaturización, complejidad técnica y diseño alejado de las convenciones. Estos relojes de excepción narran la historia de cómo unos modestos artesanos del siglo XIX procedentes de un valle aislado en el Jura suizo produjeron unas creaciones que cautivaron y siguen cautivando a urbanitas y entusiastas de los relojes de todo el mundo.

Las obras maestras complicadas de la Manufactura se encuentran en el centro de la espiral, donde la intensidad arquitectónica alcanza el grado sumo. Las complicaciones astronómicas, de sonería y de cronógrafo que definen la esencia de Audemars Piguet desde su creación giran en torno al reloj de bolsillo ultracomplicado Universelle de 1899. Inspirados en el sistema solar, los expositores esféricos de esta sección evocan los ciclos astronómicos del tiempo en el corazón de la relojería.

Este video te puede interesar

Reloj Universelle Audemars Piguet

La muestra concluye con una espléndida colección de los modelos Royal Oak, Royal Oak Offshore y Royal Oak Concept.

Un homenaje a generaciones de talentos humanos

El Museo Taller Audemars Piguet pone de relieve el saber hacer ancestral de la Manufactura con dos talleres especializados ubicados en el núcleo de la espiral. El primero está dedicado a los relojes de Grandes Complicaciones: cada modelo, compuesto por más de 648 componentes, pasa de 6 a 8 meses en manos de un único relojero de este taller antes de abandonar el taller.

PUBLICIDAD

Museo taller Audemars Piguet  Taller Grandes Complicaciones

El segundo taller engloba los oficios artísticos: aquí es donde los diseños de Alta Joyería son concebidos y elaborados por maestros joyeros, engastadores y grabadores. Con su perspectiva del pasado, el presente y el futuro, estos dos talleres, donde todavía hoy se producen algunas de las creaciones más elaboradas de Audemars Piguet, encarnan el espíritu sin concesiones de la Manufactura.

Museo taller Audemars Piguet Taller Alta Relojería

CODE 11.59 La nueva colección que Audemars Piguet presentó para Latinoamérica

Una ventana a la Vallée de Joux

Las paredes de vidrio curvo estructural del pabellón en espiral del Museo Taller diseñado por BIG, y ejecutado por el estudio de arquitectura suiza CCHE, se alzan en total sintonía con el entorno. El acristalamiento curvo sostiene totalmente la cubierta de acero, mientras que una malla de latón reviste la superficie exterior a fin de regular la luz y la temperatura. La cubierta verde también contribuye a regular térmicamente el interior, además de absorber el agua.

La espiral se ha concebido a fin de integrarse a la perfección en el paisaje circundante. Los diferentes niveles se disponen con distintas inclinaciones para adaptarse a la pendiente natural del terreno y constituyen la base de la distribución interior del espacio, con una propuesta de experiencia espacial lineal continua.

Museo taller Audemars Piguet  exterior

En el interior, las paredes de vidrio curvo convergen hacia el centro de la espiral en el sentido de las agujas del reloj antes de moverse en la dirección opuesta: los visitantes recorren así el edificio como recorrerían el espiral de un reloj. Este nuevo edificio cuenta con la certificación suiza Minergie en materia de eficiencia energética y construcción de calidad.

La compañía también está inmersa en la construcción del nuevo Hôtel des Horlogers en su localidad natal de Le Brassus, que abrirá sus puertas en verano de 2021. Un espacio sostenible y contemporáneo en la encrucijada entre modernidad y tradición, encargado también al estudio BIG con CCHE como socio local.

Incursión en la casa histórica

Conectada con la espiral de vidrio, la casa histórica recibe a los visitantes en un universo de materiales, como la madera y la piedra, con ecos de antaño. Es en el piso superior de este edificio histórico, inundado de luz natural, donde Jules Louis Audemars y Edward Auguste Piguet establecieron su taller en 1875.

El estudio de arquitectura suizo CCHE ha trabajado codo con codo con los artesanos locales y el Departamento de Gestión Patrimonial de Audemars Piguet para recuperar la arquitectura autóctona de la sede más antigua de la compañía, datada de 1868. La renovación se ha basado en un estudio exhaustivo del material de los archivos. En particular, el revestimiento de los muros incluye auténticas piezas de madera históricas procedentes de diversas casas de la región.

Museo taller Audemars Piguet  espiral vidrio

La construcción remodelada acoge la sala del registro, los archivos, el Departamento Patrimonial, la Fundación Audemars Piguet y el taller de Restauración. Gracias a una respetuosa intervención tanto en el diseño como en la construcción, este taller se ha reubicado en el piso superior donde empezó la andadura de Audemars Piguet.

Los visitantes tendrán la oportunidad de explorar la presencia universal de la marca mediante una serie de experiencias inmersivas en el sótano abovedado de la casa histórica.

Fundación Audemars Piguet

El Museo Taller Audemars Piguet también alberga la Fundación, que contribuye a la preservación de los bosques de todo el mundo en el ámbito de la protección medioambiental y de la sensibilización de la juventud desde 1992. En este espacio abierto se plantará un ejemplar de amelanchero (Amelanchier rotundifolia) que permanecerá aquí dos años, en tributo a las raíces de la Manufactura en el La Vallée de Joux, así como a la contribución de la Fundación a la conservación de los bosques tanto en Suiza como en el resto del planeta. Posteriormente el árbol se replantará en el ámbito de un proyecto local patrocinado por la Fundación.

Museo taller Audemars Piguet  árbol

El alma del bosque en la instalación sónica de Jana Winderen para Audemars Piguet

Una visión artística del legado y el talento artesanal

En línea con el compromiso cultural y artístico de la compañía, el Museo Taller Audemars Piguet también será una localización idónea para exhibir algunas de las composiciones itinerantes de los artistas que colaboran con la Manufactura.

Desde 2012, Audemars Piguet promueve el diálogo creativo entre el arte contemporáneo y la Alta Relojería encargando a artistas que exploren tanto sus orígenes geográficos y culturales como determinadas temáticas. Con motivo de la inauguración del museo, la Manufactura expondrá obras de grandes amigos de la marca como Dan Holdsworth, Quayola y Alexandre Joly, con su interpretación creativa de los orígenes de Audemars Piguet en el Vallée de Joux. El conjunto de sus piezas sumerge a los visitantes en el universo geográfico, cultural y técnico de la Manufactura a través del prisma del arte contemporáneo.

Museo taller Audemars Piguet  instalación de arte

Una versión [re]masterizada del pasado

Para festejar la inauguración de su Museo Taller, la Manufactura ha creado una nueva versión de uno de sus cronógrafos más excepcionales desde 1943. Bautizado como [Re]master01, este nuevo cronógrafo flyback, edición limitada de 500 piezas, evoca todos los atributos de diseño del original, con una caja redonda de acero inoxidable y asas en forma de lágrima resaltada por bisel, corona y pulsadores de oro rosa de 18 quilates.

La esfera dorada se completa con una escala taquimétrica azul, agujas de las horas, los minutos y los segundos de oro rosa, y agujas de cronógrafo azules. El reloj incorpora una pulsera de piel de becerro cosida a mano marrón claro y una pulsera de piel de aligátor marrón adicional.

reloj conmemorativo Remaster 01

Como el modelo de 1943, [Re]master01 presenta el logotipo «Audemars Piguet & Co. Genève». Desde aproximadamente 1885 hasta mediados de la década de 1970, la Manufactura tuvo un taller en Ginebra para estar más cerca de los clientes finales y facilitar la distribución hacia Europa y el resto del mundo. Cuando Audemars Piguet empezó a firmar sus relojes en torno a los años veinte y treinta, solía mencionarse en la esfera la ciudad de Ginebra. Así pues, este logotipo festeja la apertura cultural de la Manufactura al mundo, pese a su profundo arraigo en el Vallée de Joux.

Visita el Museo Taller Audemars Piguet reservando en el sitio web del recinto. Sin duda, recorrer su espacio y admirar las piezas de la Manufactura será una experiencia indeleble e insuperable.

10 enigmáticos museos con arquitectura futurista en el mundo

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ y vive unas vacaciones memorables en destinos mexicanos. ¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?