Nuestros sitios
Compartir
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

Arte y Cultura

Las Flappers, mujeres de vanguardia que hoy día siguen inspirándonos

Por: Luciana Cacciaguerra 17 Nov 2020
Poderosas, independientes, libres y de pensamiento crítico. Las Flappers surgieron como parte de un movimiento feminista que buscaba derechos para las mujeres, durante la década de los 20 en Estados Unidos y el mundo.

¿Conoces la historia de las Flappers? Mujeres empoderadas, que cambiaron la visión femenina. Un periodo digno de mencionarse, aunque estas vanguardistas no fueron las primeras… A partir de la misma Eva en el Paraíso Terrestre, la mujer siempre intentó ser más que la costilla de Adán. La rebeldía fue su silencioso y oculto deseo más intrínseco, para poder expresarse y actuar en plena libertad igual que el hombre. Esa rebelión ha salido a la luz de muchas maneras durante la historia de la humanidad. En cada diferente época han habido intentonas como Hipatia de Alejandría en 400 d.C. Ella fue la primera mujer matemática, una cosa impensable para la época en donde las féminas no tenían un rol intelectual y mucho menos activo.

Oteros ejemplos son la guerrera Juana de Arco, quien revistió un papel exclusivamente masculino hasta entonces. La papisa Juana, quien por su sed de tener unos estudios sólidos decidió atreverse a revestir tal rol eclesiástico. Las científicas como Madame Curie o una férrea Margaret Thatcher, gobernando un país como Inglaterra. Llegando hasta las mujeres astronautas de nuestra época. Así, podemos seguir detallando un sin fin de representantes del sexo femenino que trataron de salir a flote, haciendo algo completamente inesperado para sus épocas con el objetivo de ser una parte activa del mundo.

Este video te puede interesar

Marie Curie
Marie Curie, 1900.

¿Quiénes fueron las Flappers?

PUBLICIDAD

Lograron una fuerte influencia y dejaron una marca indeleble. Ellas fueron las llamadas Flappers, nacidas alrededor de 1920 en Estados Unidos, cuando el país había entrado en un fuerte liberalismo social por el que la mujer podía experimentar muchos más roles que antes. Al finalizar la Primera Guerra Mundial, se desencadenó una especie de euforia por la abundancia de la que EE.UU. disfrutaba, siendo el mayor proveedor de armas, elementos industriales, carbón y más a Europa, que había estado sumida en la guerra por mucho más tiempo. Esto también determinó que hubiese un intercambio cultural transatlántico.

Esta bonanza permitió una vida más holgada a la población americana, y aquí es que entran en escena las chicas flappers, que rompieron con muchísimos esquemas sociales y culturales del mundo femenino en su intento de independizarse para tener voz y voto en un mundo que siempre había sido concebido con una visión masculina.

Betty Boop, la primera flapper animada
Betty Boop, la primera flapper animada

El termino flapper provenía de un anglicismo acuñado para referirse a las mujeres que parecían adolescentes, en particular a las niñas adolescentes que para la época vestían aún ropa corta, usaban trenzas y al correr estas ondeaban de un lado al otro. Flapper es el termino que lo describe; también representa el aleteo de los brazos. Era el vocablo especifico para hablar de las chicas que habían roto con cualquier limitación de lo socialmente y políticamente correcto.

Pandemias y arte, una simbiosis de dolor en el tiempo

Inspiración masculina

Envueltas en este afán de desapegarse de la dependencia al hombre, buscaron más bien parecérsele. Inmediatamente el antiguo corsé fue sustituido por fajas que aplastaban cualquier forma y curva femenina. Sobre éstas portaban vestidos de talle recto mucho más cortos y cómodos. También incluían en su vestir pantalones de líneas rectas, igual que los modelos masculinos.

Moda flapper revista
Modelo “Medea”, chaqueta y falda de cachemira y lino, en una revista de moda de 1920

Adoptaron la actitud varonil, fumando cigarrillo, cigarros y hasta pipa. Se cortaban el cabello a la garçonne con o sin flequillo, y se lo pintaban de negro azabache o rubio platino. Usaban joyas llamativas, salían a beber, frecuentaban a los hombres en total libertad sin complejo o límite alguno. Escuchaban música no convencional como el jazz y además trabajaban corriendo con sus propios gastos. La mujer independiente que una vez más buscaba tener voz y voto en el mundo masculino y que podía soñar con ser bailarina o actriz.

Para muchos de línea conservadora, estas chicas sólo eran unas prostitutas que querían engañar a la opinión publica transmitiendo una forma de ser independiente, libre y anticonformista. Uno de los primeros que ayudó a este fenómeno social femenino a despegar aún más, fue el cine. De hecho, la primera vez que apareció ese termino fue en la película de Olive Thomas The Flappers, y entre las primeras actrices de entonces que representó ese estilo de vida fue Clara Bow también conocida como la “it girl”, o sea la propia flapper. Después de ella, se unieron otras como Nancy Cunard, Colleen Moore, Josephine Backer y Tamara de Lempicka que además dejo el legado de sus perfumes en frascos siempre muy elaborados y extravagantes como verdaderas piezas de arte.

Clara Bow
Clara Bow

Louise Brooks
Louise Brooks

Pero la que más contribuyó y fue conocida en este estilo fue Gabrielle Chanel, la humilde y maltratada chica de provincia que llegó a París para volverse el ícono de la moda de ayer y de siempre. Eliminó el martirizante corsé, diseñó vestidos rectos, cómodos y prácticos para el día pero muy elaborados para la noche. Creó los sombreros cloche pequeños y semiesféricos, creó el sempiterno perfume Chanel No 5 , desafió al mundo entero con su creatividad y osadía dejando una marca indeleble y transformándose en trampolín para las mujeres.

Gabrielle Coco Chanel
Coco Chanel

Las Flappers en el arte

Muchos escritores de vanguardia también apoyaron este estilo de vida como F. Scott Fitzgerald, quien escribió la obra que mejor representó esa época: El Gran Gatsby. Zelda Fitzgerald con su Reservarme el Vals; Anita Loos, Oliver Thomas y varios más que se unieron en pro de consagrar a las Flappers. Sin embargo, como en todo, también hubo los detractores que se dieron a la labor de desacreditar no sólo el estilo de vida de estas chicas, sino de definirlas de mala manera. La izquierdista y nacida Rotschild, Dorothy Parkers -escritora, dramaturga y cáustica humorista- escribió Flappers: una canción de odio en la que se burlaba de la moda propuesta por ellas. Varios trataron de calumniar el movimiento de las Flappers pero ya habían tomado pie en todo el mundo civilizado para dejar una profunda huella.

Norma Talmadge
Norma Talmadge

Desafortunadamente, todo tiene un final y este movimiento que parecía ser indestructible fue desapareciendo bastante rápido a causa de la Gran Crisis de 1930, en la que la economía recibió un durísimo golpe y se desplomó llevando consigo toda traza de modernidad e impulso vanguardista. Las Flappers desaparecieron y regresó el conservadurismo religioso anterior. Las mujeres volvieron a adoptar la compostura dictada por lo tradicional y aparentemente las Flappers terminaron su puesta en escena, pero en realidad las que sobrevivieron siguieron manteniendo el estilo de vida que posteriormente  continuo desarrollando la moda y la vida cada vez más libre y gratificante de la mujer. ¡Gracias, Flappers!

Imágenes tomadas de Wikipedia

¿El arte influye en la moda o la moda influye en el arte?

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ y vive unas vacaciones memorables en destinos mexicanos. ¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?