Viajes Tendencias
Estás leyendo:
Arte y Cultura 10 obras imprescindibles para recordar a Carlos Cruz-Diez
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

Arte y Cultura

10 obras imprescindibles para recordar a Carlos Cruz-Diez

Invaluables piezas que se conservan en ciudades y museos como patrimonio del arte cinético. ¡Colores en movimiento y efectos ópticos impresionantes!
Escrito por: Carolina Haaz

A sus 94 años, el pasado 28 de julio murió Carlos Cruz-Diez, reconocido artista de origen venezolano conocido por sus aportaciones al arte cinético y Op Art. Aunque su prolífica trayectoria se remonta a los años cincuenta, su trabajo vive en el presente. Como dijo en una entrevista realizada en 2008 por The Associated Press: “No soy del pasado, soy del ahora”. Los misterios del color y la eficacia la línea perduran en atractivas piezas instaladas en diferentes ciudades y colecciones permanentes —el Museo de Arte Moderno de Nueva York, la Tate Modern de Londres, el Musée d’Art Moderne de la Ville y el Centre George Pompidou en París son algunas—. Carlos Cruz-Diez vive y estas son 10 obras imprescindibles para recordarlo.

 

Physichromie Panam 160 (2014). Galería RGR

La invención de Cruz-Diez de las “fisiocromías” surgió del interés por expresarse con el placer de un pintor en acción, en el cual “el proceso de hacer una pintura” puede ser observado por el espectador. Mientras que en la pintura tradicional, la obra del artista congela un pasado, con obras de este tipo “la mirada permanece suspendida en el tiempo”. Esto se explica en el catálogo de la exhibición “Carlos Cruz-Diez: Mastering Colour” presentada en Puerta Roja Hong Kong, 2017.

Este video te puede interesar

 

fisiometrias-de-carlos-cruz-diez

Fisiometrías de Carlos Cruz Diez

Las obras de arte que Cruz-Diez realizó para intervenir arquitecturas se han convertido en patrimonio de las ciudades en las que se encuentran. En el catálogo de su sitio web, el artista advierte: “son situaciones autónomas desprovistas de anécdotas, en las que el espectador descubre el color haciéndose y deshaciéndose, sin tiempo pasado ni futuro, en un presente perpetuo”.  Esta pieza se encuentra en el Parque Ferial Juan Carlos I, en Madrid.

Fisiocromía para Madrid (1990). Obra de Carlos Cruz-Diez en Parque Ferial España

Fisiocromía para Madrid (1990). Obra de Carlos Cruz-Diez en Parque Ferial España

 

Cromosaturación (1999)

Inducción cromática (1963)

Ya residiendo en París, Carlos Cruz-Diez trabajó alrededor de un femónemo de post-imagen, también conocido como efecto de persistencia retiniana. “Es decir, que si por unos instantes se mantiene la mirada sobre un plano rojo, al desviarla el ojo conserva por unos segundos la imagen del plano, pero la pero la percine en verde, que es el color inducido o complementario”. PAartiendo de estas experiencias, Cruz-Diez desarrolló, además, otras obras donde experimenta con el efecto de persistencia retiniana, como Douche d’Induction Chromatique en 1965 o Induction à Double Frèquence en 1986.

Douches d’Induction Chromatique (2011) en París. ©Atelier Carlos Cruz-Diez

 

 

 


17848